Factores secundarios de las pastillas anticonceptivas

No es una novedad que las pastillas anticonceptivas son uno de los métodos que más se utiliza alrededor del mundo por aquellas mujeres que intentan evitar el embarazo, pero esta puede generar diferentes alteraciones de las hormonas de la mujer que causa efectos secundarios que se traducen en molestias.

Factores secundarios que estas pastillas pueden hacer en el cuerpo humano

En este artículo te mostraremos cuáles son los factores secundarios que pueden sufrir por el consumo de este método anticonceptivo.

Dolores de cabeza y nauseas

  • Como bien sabemos, en pleno momento premenstrual, las mujeres sienten determinados inconvenientes que no solamente se reducen al dolor de ovarios, sino que también se traducen en dolor de cabeza, dolores abdominales y la posibilidad de padecer nauseas.
  • Durante las primeras épocas del consumo de pastillas anticonceptivas, estos dolores también se pueden manifestar y esto se debe a los cambios hormonales que estas producen.
  • El dolor no debería superar la semana desde que se comienzan a tomar, pero en algunas ocasiones se puede llegar a prolongar.
  • En el caso de que estas dolencias continúen, lo conveniente es consultar al ginecólogo, ya que esto puede afectar directamente a las actividades diarias que la mujer realiza, por lo cual es posible que este profesional te recomiende el consumo de alguna otra marca u otro tipo de método anticonceptivo.

Flujo menstrual alterado

  • Las alteraciones en el flujo menstrual normal de las mujeres es uno de los efectos secundarios más reconocidos del consumo de pastillas anticonceptivas.
  • En este caso, pueden suceder diferentes situaciones, entre las cuales se puede notar una reducción del flujo de sangre que se presenta durante el ciclo menstrual y esto se debe a que el revestimiento uterino se suele fragilizar y afinar con el consumo de bajas dosis de este fármaco.
  • En este caso, es posible que una solución sea que el especialista te recete un anticonceptivo con una mayor dosis.
  • El ginecólogo seguramente te hará esperar dos o tres procesos menstruales para cerciorarse de que en todos hayas tenido este cambio de flujo y en ese entonces recién darte alguna otra anticonceptiva con un nivel mayor de efecto, para que tu sangrado vuelva a ser el que siempre tuviste.

Aumento de peso

  • Aumentar de peso es otra de las consecuencias más comunes de utilizar este método anticonceptivo y esto tiene que ver directamente con los pronunciados cambios hormonales que estas producen con el objetivo de que no quedes embarazada.

brazo encima de un cesped y con la mano llena de pastillas rojas

  • Los tejidos de nuestro cuerpo, por causa del consumo de este fármaco, acumularán más cantidades de sodio y de potasio, lo cual también te traerá una retención de líquidos que te hará ver más gorda y aumentará tu peso, e incluso puede ser que por los cambios hormonales también tengas un mayor apetito.
  • En este caso, la solución es la misma que a la de muchos otros inconvenientes, que es la realización de una dieta equilibrada y sana, así como también incorporar a nuestros hábitos de vida una rutina de ejercicios que nos mantenga mejor y con más energías, reduciendo al mismo tiempo nuestro peso corporal.
  • Si ves que tus piernas se hinchan mucho a causa de la retención de líquidos, en ese caso deberás consultar con el especialista, para que este realice un cambio hacia otro tipo de pastillas anticonceptivas o te recomiende algún tipo de diurético.

Humor alterado

  • Los cambios de humor, que tienen que ver en cierta forma con todos los efectos secundarios que surgen del consumo de anticonceptivos, suele ser uno de los inconvenientes que más se refleja en las mujeres, sobre todo cuando se utilizan de manera prolongada.
  • Existe una sustancia neurotransmisora que se llama serotonina, que es la encargada de generar un mejor humor en las personas.
  • Las patillas anticonceptivas generan grandes niveles de progestina y estrógenos, que al mismo tiempo disminuyen los niveles de serotonina, por lo tanto, también puede afectar directamente al buen humor.
  • Este caso es más difícil de tratar. Se puede probar, como en los casos anteriores, cambiando la pastilla anticonceptiva que se consume, pero es posible que se deba cambiar directamente el método anticonceptivo que se está utilizando y pasar a otro tipo de estos, como puede ser el DIU, entre otros métodos que podrás consultar con el ginecólogo.

Disminuye la libido

  • Cuando consumes pastillas anticonceptivas se reducirá considerablemente la producción de testosterona y esto puede llevarte directamente a una reducción en la libido.
  • Esto suele manifestarse con mayor intensidad en personas que sufren algún otro tipo de trastorno, como puede ser el exceso de ansiedad.
  • La consulta con el ginecólogo en este caso será también conveniente, para que este, mediante la aplicación de otro tipo de fármaco anticonceptivo, llegue a generar la reposición de estas hormonas que te devuelvan el apetito sexual. Además de esto, algún de análisis también será conveniente para destrabar aquellos problemas que te llevan a no querer tener sexo.

Riesgo de trombosis

  • En el caso de que tengas algún otro tipo de inconveniente, como puede ser el colesterol, diabetes o presión alta, puede que las pastillas anticonceptivas te traigan como consecuencia una trombosis venosa.
  • La actividad física y la buena alimentación serán una buena forma de paliar estos problemas, así como también la medición constante de la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre.

Estos son algunos de los factores secundarios que puede traer el uso de pastillas anticonceptivas. Estar atentas y llevar una vida sana siempre es lo mejor que puedes hacer para no padecerlos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *