¿Qué es un préstamo promotor exactamente?

Así como hay préstamos con garantía hipotecaria para las personas físicas, también los hay para las personas jurídicas, solo que en este caso es conocido como préstamo promotor, aunque muchas personas desconocen qué es exactamente.

Las personas físicas que se desarrollan en actividades de promoción inmobiliaria y que necesitan financiamiento, recurren a este tipo de préstamos para obtenerla, ya que de esa forma podrán cumplir con sus objetivos de manera sencilla.

Si quieres conocer qué es un préstamo promotor exactamente, te invitamos a continuar leyendo este artículo donde te detallaremos de qué va y las características que posee, así que si eres una persona física podrás beneficiarte con toda esta información.

Préstamo promotor: ¿qué es?

Se trata de un tipo de producto financiero que está especialmente dirigido a las personas jurídicas, que desarrollan actividades de promoción inmobiliaria, y que se otorga para financiar la construcción o rehabilitación de locales, viviendas, naves garajes u oficinas, que luego serán vendidas en el mercado.

Este tipo de financiamiento es similar al préstamo de garantía hipotecaria, donde al comprar una nueva vivienda el comprador tiene la opción de subrogarse al préstamo promotor, adquiriendo de esa manera el préstamo que el mismo haya adquirido con la entidad financiera para la construcción del inmueble, en el caso de ser una casa, pero si se trata de un edificio, solo subrogaría el importe de la hipoteca que afecta a la vivienda que compra.

Vale mencionar que en este tipo de préstamo, que es el mismo que el hipotecario, el comprador se ahorra algunos costes, pero para ello se verá comprometido a aceptar ciertas condiciones que hayan sido establecidas entre el promotor y la entidad financiera, y que están estipuladas en el contrato aceptado entre las partes.

Características del préstamo promotor

Del préstamo promotor es importante que conozcas, que para el establecimiento de un monto de importe máximo del mismo, el criterio más utilizado es el valor de tasación del proyecto a realizar, colocando como hipótesis el que se concrete finalmente.

Las entidades financieras generalmente dan financiamiento hasta por un 70% u 80% del valor de tasación que tiene el proyecto cuando sea finalizada la obra, siendo el 80% en el caso de las viviendas, y para los locales, plazas de garaje y oficinas un 70%

El consentimiento de un préstamo promotor puede variar según la entidad financiera donde se solicite, pero generalmente sus características se adaptan más a la naturaleza del negocio, por lo que encontramos que el financiamiento puede ser para construcción o para venta.

Una vez que los bancos otorgan un préstamo de este tipo, pueden dar un tiempo de carencia, el cual puede ser entre dos y tres años, para que se comience a amortizar el mismo, una vez que se haya finalizado la obra, y que entre en fase de venta las viviendas, locales y garajes.

Cuando comienza a transcurrir ese tiempo, es cuando el promotor debe empezar a comerciar los inmuebles, pactando las reservas de los mismos, así como sus entregas, con los futuros compradores.

El interés de este tipo de préstamo, como se trata de uno hipotecario, se encuentra referenciado a cualquiera de los índices oficiales del mercado hipotecario, por lo que es normal que se pacte un tipo de interés para la fase de construcción, y otro tipo para cuando sea la fase de subrogación, que es cuando el comprador final termina siendo vinculado con la vivienda por parte de la entidad financiera.

Vale mencionar que el objetivo final de la entidad financiera es la captación del comprador, para de esa forma poder vincularlo a sus diversos productos y servicios bancarios, lo cual será durante muchos años.

Ventajas de un préstamo promotor

Como ventaja de solicitar un préstamo promotor, debemos resaltar que es la perfecta adaptación de un producto a aquellas necesidades que tienen los proyectos para su financiación, que es de promoción inmobiliaria.

Específicamente las ventajas de este tipo de préstamo son:

  • Permite de manera fácil que se haga la gestión de la promoción durante la fase de promoción, al igual que en la fase de subrogación.
  • Facilita que el promotor disfrute periodos de carencia durante la fase de construcción, por lo que solo tendrá que pagar los intereses devengados de la cantidad otorgada, y son precisamente estos periodos los que debe aprovechar para comercializar mucho más los inmuebles.
  • Las viviendas construidas son ofrecidas con un tipo de financiamiento favorable para los compradores, fomentando la subrogación y facilitando el proceso en sí mismo.
  • Para el apoyo de la promoción inmobiliaria generalmente las entidades financieras ofrecen servicios complementarios, como seguros, asesoramiento técnico o plataformas de comercialización.

Si eres una persona jurídica y estás interesado en desarrollar actividades de promoción inmobiliaria, entonces el préstamo promotor parece ser la mejor opción para ti, ya que este se ajustará de manera perfecta a tus necesidades de financiación.

Para que todo este proceso te sea más sencillo y fácil, lo recomendable es que busques una empresa que te asesore en todo el proceso, que te permita tener un acceso a la financiación necesaria en el menor tiempo posible, según sean las necesidades que tengas.

Ahora ya conoces qué es un préstamo promotor exactamente, por si llegas a necesitarlo en algún momento para desarrollar tus proyectos dentro del sector inmobiliario, así que no dejes de solicitarlo si así lo requieres.

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *